Bienvenida

¡GRACIAS POR SU INTERÉS!

Bienvenido/a a este blog, que nace, con el año 2012, como vehículo para divulgar y compartir inquietudes e ideas, sobre todo en materia de turismo. Antes, he aquí el documento resultado de casi cinco años (2010 a 2014, 55 artículos) escribiendo cada mes en HEconomia, con análisis y propuestas para el turismo provincial: https://dl.dropboxusercontent.com/u/48698330/HEconomia_2010_2014_55_articulos.pdf

Además, en las siguientes URLs encontrará más, mucho más, sobre mi actividad académica: http://www.uhu.es/alfonso_vargas/ - http://alfonsovargassanchez.wix.com/geidetur

Y lo más importante: ¿aún no conoce Huelva? Descúbrala en el siguiente enlace y en la presentación que sigue: http://www.turismohuelva.org - https://dl.dropboxusercontent.com/u/48698330/AunNoConocesHuelva.pps

__________________________________________________________

jueves, 12 de enero de 2012

CONFIEMOS EN EL VALOR DEL TALENTO

Las primeras medidas económicas aprobadas por el nuevo gobierno de España no pueden dejar indiferente a nadie: por la importancia que tienen y por la fecha en que se han adoptado: no había más remedio, pero han aguado la Nochevieja, y eso hace que sean incluso más impactantes.
No cabe duda que quienes forman el núcleo duro del equipo económico de este gobierno cuentan con unos curricula que acreditan su competencia. Esa competencia individual, unida al compromiso y a la acción, conduce al talento. Esto es lo que esperamos: capacidad para el desempeño de sus carteras.
Cualquier observador informado sabe de la extrema dificultad de la situación actual; por tanto, pese a los mensajes electorales, que siempre es preciso contextualizar y relativizar, cabía esperar un conjunto de medidas de esta naturaleza: de reducción del gasto público y de incremento de los ingresos vía impuestos. Además, sabemos que éstas no son más que medidas de choque, de brocha gorda, para empezar a corregir los desajustes en las cuentas públicas, y esa urgencia (para recortar y para recaudar) explica que se haya ido a lo más “fácil”, a lo que tiene efecto más inmediato en el déficit. Cabe preguntarse si había otras opciones, si determinadas medidas podrían haberse matizado u orientado de otro modo, pero si a los más desfavorecidos no se les puede pedir que den lo que no tienen y a las grandes fortunas no se les toca porque disponen de mecanismos para paliar la progresividad impositiva, es obvio que los principales damnificados son los asalariados, la clase media. La equidad en el reparto de los esfuerzos es esencial para que puedan ser moralmente exigibles: tenemos que pensar que es un equilibrio que el gobierno ha intentado y seguirá intentando.
En cualquier caso, para que estos sacrificios puedan dar algún fruto (con esa expectativa se imponen) es necesario que vengan acompañados de las tan cacareadas reformas estructurales, que nos reconduzcan a la senda de la creación de empleo neto. Aquí es donde la brocha gorda deja paso al pincel, al trabajo fino. Son varias, y se saben cuales son: sistema financiero, mercado de trabajo, justicia, educación, reorganización del Estado,...
Con todo, me quedo con dos, de las que se habla mucho menos pese a su trascendencia:
-Una es el cambio de nuestro modelo productivo, y en ese sentido hay una medida que no me ha encajado, que es la reducción del apoyo a la I+D+i por un total de 600 millones de euros. Recortando en I+D+i no avanzaremos hacia ese modelo productivo que sitúe a nuestro país en condiciones de competir a nivel internacional. Sólo saldremos del hoyo en el que estamos si mejoramos sensiblemente nuestra competitividad en el exterior: cómo reactivar si no una economía con una demanda interna deprimida (y aún más después de las medidas que estamos comentando)... El problema añadido es que casi todos nuestros “huevos” están colocados en la cesta europea. La crisis no es global, sino de las anquilosadas economías de occidente. Por tanto, habrá que empezar a mirar y a actuar más decididamente en aquellas partes del mundo donde hay crecimiento.
-Y la otra reforma es más bien una catarsis individual, en la manera de trabajar y de hacer de cada uno de nosotros. La generalidad sigue esperando que otros nos saquen del atolladero, sin reparar en que cada uno de nosotros hemos de ser co-responsables, protagonistas, activistas, de ese cambio. Los gobiernos tienen su parte (no menor), pero cada españolito de a pié también.
---
Publicado en Huelva Información el 11-1-2012, p.6. 
---
El 9-11-11 fue publicado en el mismo Diario, p. 12, el artículo titulado "EL DEBATE Y LA REALIDAD NACIONAL": http://dl.dropbox.com/u/48698330/2011-11-09_HI.pdf

miércoles, 4 de enero de 2012

CARTA A UN “REY MAGO”

Por avatares de la política, mi “Rey Mago” es el nuevo Presidente de la Diputación Provincial, a la sazón Presidente del Patronato Provincial de Turismo. Desconozco si esta doble condición será temporal o se va a mantener a lo largo de la legislatura, pero en cualquiera de los casos es clara la dependencia orgánica, directa o indirecta, del referido Patronato de la presidencia del gobierno provincial.

También es claro que esta licencia a la figura del “Rey Mago”, y a las cartas que se le dirigen en estas fechas, no es más que una metáfora propia del tiempo navideño en el que estas líneas fueron escritas.

A los Reyes Magos se les piden regalos, y estos nos los traen, según marca la tradición, si nos hemos portado bien. En general, puede decirse que las empresas del sector turístico provincial se han portado bien, y merecen la recompensa del “Rey Mago” de su preferencia: han hecho sus deberes a pesar de la aguda crisis que nos ha azotado, en un año 2011 muy difícil. Han salvado los muebles en una coyuntura bastante adversa: ahí están el número de pernoctaciones (la rentabilidad es otro cantar, por el obligado ajuste de los precios), el empleo, el efecto multiplicador en otras actividades económicas… Es de los pocos sectores económicos a los que puede atribuirse tal marchamo.

Cierto es también que la estacionalidad sigue siendo demasiado fuerte, que ha habido problemas con alguna cadena hotelera importante, que los municipios receptores de los flujos turísticos tienen más dificultades (por las restricciones presupuestarias) para poder sostener unos servicios públicos que apuntalen la calidad percibida del destino, que no hemos avanzado en las tan manidas infraestructuras de transporte que faciliten el acceso a la provincia y sus núcleos turísticos, etc. Y para colmo el peaje en la “Vía do Infante”, siendo Faro nuestro principal aeropuerto de servicio para el turismo internacional, clave para nuestro crecimiento futuro.

Por las manos de los académicos pasan muchos estudios, y hay uno en particular al que me voy a referir porque nos afecta muy directamente. Es una investigación que mide la eficiencia de una serie de destinos turísticos de sol y playa, entre ellos el que denominan sus autores “Costa de la Luz (Huelva)”, para distinguirlo del homónimo de Cádiz. Lamentablemente no salimos bien parados: entre los muchos destinos estudiados, el nuestro es el más ineficiente de todos los destinos españoles de esta naturaleza, teniendo en cuenta variables como ingresos que genera, número de camas, número de empleados, etc.  Estos resultados tienen que ver con nuestro tamaño como destino, aún somos pequeños en términos relativos, y con un desequilibrio entre los recursos que consumimos y los resultados que obtenemos. Esto puede ser producto de una infrautilización de nuestras capacidades productivas, ya sea por incapacidad para poner en valor nuestros recursos turísticos o para adoptar una adecuada estrategia.

Llegados a este punto me pregunto cuál es la estrategia turística de la provincia de Huelva. ¿Existe realmente, o estamos dejándonos llevar por la inercia? Aprender de los mejores es una sabia actitud. Y es aquí donde elevo mi carta al “Rey Mago” destinatario de la misma, referido al comienzo de este artículo.

Estimado “Rey” Ignacio, sólo te pido una cosa para 2012. Tengo la convicción, modestamente, que el sector turístico provincial necesita de un nuevo impulso, de un impulso creativo a partir de una nueva estructura organizativa que lo articule, que lo vertebre. Mi única petición es la de poner los cimientos de esa nueva arquitectura sectorial que, sobre la base de la colaboración público-privada, propicie la coordinación y el alineamiento de los esfuerzos, sea capaz de definir un proyecto común, una visión a largo plazo compartida, un modelo de turismo provincial que nos haga sentir orgullosos, con objetivos y acciones medibles y realizables. Creo que es el mejor regalo que te podemos pedir.

La industria turística es un mosaico muy complejo de agentes privados y públicos, que intervienen a muchos niveles e interactúan entre sí. Si no hay un plan a largo plazo, si no contamos al menos con unas líneas estratégicas que nos orienten a todos, difícilmente llegaremos a buen puerto, al que hayamos elegido. El futuro depende de muchas cosas, pero sobre todo de nosotros, de nuestras decisiones, de nuestra acción o inacción. Hay muchas incertidumbres, sí, pero no podemos dejar que otros decidan por nosotros: tenemos que tomar las riendas para construir el futuro deseado, pero tenemos que decidir cuál es; aquel que definamos, a ser posible, entre todos quienes están concernidos.

Y este proceso, y con esto termino, estimado “Rey”, tiene que ser alimentado de conocimiento científico, para no ir a ciegas o actuando simplemente con base en la intuición o experiencias pasadas, que quizás pueden no ser las mejores fuentes (desde luego no las únicas) para informar qué hacer cara al futuro. ¿Seguiremos siendo en 2012 la única provincia andaluza en que esto no ocurre? Ya he escrito sobre esto en otras ocasiones y no me voy a reiterar ahora, para que nadie pueda entender lo que no es.

Recibe mis mejores deseos de acierto, de buen tino, en la difícil tarea de gobierno. Si decides que tal regalo nos conviene, estoy seguro que no estarás solo.


P.D.: Tan sólo un botón de muestra: una de las tendencias de largo alcance que va a marcar el futuro escenario turístico es la siguiente: los emplazamientos naturales serán el meollo de las nuevas vacaciones de lujo, y ahí Doñana tiene un renombre a escala mundial.
---
Publicado en HEconomía el 3-1-12